El sabor del ibérico

En tu paladar y en tu mente; Tomás González.

Tomas González Ibéricos SLU es una empresa familiar ubicada en el sur de Extremadura, en uno de los pueblos más encantadores de España, Fregenal de la Sierra.

Nuestros comienzos se reportan al año 1989, cuando Tomas González, gerente y fundador de la empresa, comenzó su andadura en el sector del ibérico. Hoy en día, Tomas González cuenta con más de 30 años de dedicación al sector del cerdo ibérico, 30 años en los que la pasión y las ganas han seguido intactas desde el primer día.

Tomás es un apasionado de este mundo tan extraordinario del ibérico, se desvive por sus clientes y por sus trabajadores, quienes miman el producto día tras día. ¿Quién dijo que tradición y calidad no podían ir acompañados? En TG Ibéricos sí es posible.

¿Extremadura?

No es una comunidad cualquiera, es la comunidad donde se encuentran las mejores dehesas para criar al cerdo ibérico en libertad. Donde las condiciones climatológicas son excelentes para el curado de todos nuestros productos.

Importantes características nutricionales que debes conocer de los embutidos y la carne de cerdo ibérico que elaboramos en Tomas González. ¡Todo son ventajas, solo tienes que probarnos!

Los embutidos ibéricos y la carne de cerdo son ricos en proteínas de alta calidad, vitaminas y minerales esenciales. Destaca especialmente el contenido en vitaminas del grupo B, vitamina A y minerales como el zinc, fósforo y hierro.

Reduce el riesgo de padecer cualquier enfermedad crónica de etiología multifactorial, mantener un peso corporal saludable, así como controlar la presión arterial y los niveles de colesterol.

Además, son productos exentos de colorante y conservantes, especialmente los embutidos ibéricos elaborados de manera tradicional y artesanal. Por ello, guardan todas sus propiedades nutricionales, haciendo que el sabor y aroma de estos sea irresistible.

No queríamos que os quedaseis sin saber nada sobre el proceso de curación que llevamos a cabo para los jamones y las paletas en nuestros secaderos naturales en Fregenal de la Sierra, Extremadura.

Primer paso: Salazón. La pieza, bien sea jamón o paleta, está un día por kilo de carne enterrada en sal común, con temperatura y humedad controlada. Es de vital importancia el control de la temperatura de la pieza antes de comenzar el proceso de salazón.

Segundo paso: Post- salazón: Una vez extraídas las piezas pertinentes del salazón, se lavan para retirar toda la sal y se incorporan a secadero artificial durante 90-120 días, a temperatura y humedad controlada.

Tercer paso. Curación y bodega en nuestros secaderos naturales: El resto de la curación de estas piezas se realiza de manera natural, ya que en la zona suroeste de Extremadura somos afortunados por disponer de unas condiciones climatológicas extraordinarias para el curado de nuestros jamones y paletas.

Los fríos secos invernales y las altas temperaturas de verano de la dehesa de Extremadura junto con un proceso de curación lento en bodega, nos hace disponer en Tomas Gonzalez Ibéricos de unas piezas únicas en el mundo e irresistibles